viernes, 31 de diciembre de 2010

MUCHA GOZADERA!!!



Os deseo a todos una buena entrada en 2011. Para los que no la tengáis, os deseo una feliz trama; y para los que carezcan de ambas, un feliz desenlace en 2012. No olvidemos que uno no siempre recoge lo que siembra, pero que lo importante es echar siempre en el surco buenas y amorosas semillas, venga un temporal o una primavera preñada de sano crecimiento. En ocasiones, la cosecha consistirá simplemente en sentirse bien con uno mismo, reafirmarse en el camino que no hace preguntas, tan sólo actuar, seguir aprendiendo de todo lo que nos rodea, seguir amando con todas nuestras cicatrices y no esperar nada, tan sólo vivirlo....

la muerte y la doncella: Schubert





domingo, 26 de diciembre de 2010

LOS PEQUEÑOS DETALLES




Se trata de una historia en dos partes: "Antes del amanecer" (1995) y "Antes del atardecer" (2004) . Dirigidas ambas por Richard Linklater. Las vi por primera vez hace varios años y me encantaron: muy buen guión, ricos diálogos, Ethan Hawke y Julie Delpy están magníficos (incluso los personajes secundarios), y hay algunas tomas fotográficas estupendas. A veces puede resultar un poco plomiza por el exceso de dialógos, pero forma parte de la esencia del film: consigue esa sensación de estar percibiendo la historia a tiempo real (tanto que el director deja pasar nueve años hasta que dirige la segunda parte: el tiempo que transcurre en la historia hasta que ambos personajes se vuelven a encontrar). Hay escenas mágicas...






Al final de la segunda parte ("Antes del atardecer"), Julie Delpy canta un vals en inglés precioso. Se puede ver la escena subtitulada en este enlace.

A waltz for a night: Julie Delpy

viernes, 24 de diciembre de 2010

SE VENDE




Love for sale, by:

Caetano Veloso

Shirley Horn

B. Holiday y C. Porter

Ella Fiztgerald





jueves, 23 de diciembre de 2010

GRAN HERMANO


No se equivocaba George Orwell con su novela "1984". No obstante, menos mal que siempre hay alguien despierto que advierte del engaño.

En este video: Primero habla un político y luego habla un sabio, dando una lección a todos los asistentes.

Aquí resumido:

miércoles, 22 de diciembre de 2010

UNDER



1. Ahora miro al suelo mientras camino por las calles, buscando tras el ritmo de mis pies aquellas palabras que debí decir u omitir para evitar desastres. Luego me digo: "al carajo!! siempre nos vamos a malinterpretar... es la parte confusa del lenguaje y las acciones. Cada uno es una isla con distintos nombres a desvelar"

2. No hace falta estar enamorado/a para que alguien te duela: basta con haber construido una verdadera amistad; basta con que haya afectos de por medio; basta con quererse. En los sentimientos no sólo hay blanco y negro, también están los grises y los arco-iris. Luego, uno lanza una piedra puntiaguda en el corazón del otro (que ya adolece de diversas brechas) y todo se desvirtúa: bienvenido caos. Des-conexión.

3. No a las piedras puntiagudas. Diré "No" las veces que haga falta. Y pediré sinceras disculpas por las que yo clave, las veces que haga falta.
-----------------------------------------------------------------------------------

Últimamente no paro de escuchar música. Así que las próximas entradas van a ser muy sonoras. También estoy descubriendo gente nueva como Fionn Regan (Abacus):



viernes, 17 de diciembre de 2010

ENORMIDADES



Featuring:

Charlie Parker - Saxophone
Coleman Hawkins - Tenor saxophone

Hank Jones - Piano
Ray Brown - Double bass
Buddy Rich - Drums

Bill Harris - Trombone
Lester Young - Tenor saxophone

Harry Edison - Trumpet
Flip Phillips - Tenor saxophone

Ella Fitzgerald - Vocals, Scatting

The Lineup:

0:18 - Coleman Hawkins,
Hank Jones, Ray Brown, and Buddy Rich.

2:53 - Charlie Parker,
Hank Jones, Ray Brown, and Buddy Rich.

5:15 - Hank Jones,
Ray Brown, and Buddy Rich.

7:12 - Bill Harris, Lester Young,
Hank Jones, Ray Brown, and Buddy Rich.

10:43 - Flip Philips, Harry Edison,
Ella Fitzgerald, Bill Harris, Lester Young,
Hank Jones, Ray Brown, and Buddy Rich.

14:56 - The End

martes, 14 de diciembre de 2010

INVERNANDO E HIBERNANDO INTIMIDADES




Llega el invierno. Espléndido dictado
me dan las lentas hojas
vestidas de silencio y amarillo.

Soy un libro de nieve,
una espaciosa mano, una pradera,
un círculo que espera,
pertenezco a la tierra y a su invierno.

Creció el rumor del mundo en el follaje,
ardió después el trigo constelado
por flores rojas como quemaduras,
luego llegó el otoño a establecer
la escritura del vino:
todo pasó, fue cielo pasajero
la copa del estío,
y se apagó la nube navegante.

Yo esperé en el balcón tan enlutado,
como ayer con las yedras de mi infancia,
que la tierra extendiera
sus alas en mi amor deshabitado.

Yo supe que la rosa caería
y el hueso del durazno transitorio
volvería a dormir y a germinar:
y me embriagué con la copa del aire
hasta que todo el mar se hizo nocturno
y el arrebol se convirtió en ceniza.

La tierra vive ahora
tranquilizando su interrogatorio,
extendida la piel de su silencio.

Yo vuelvo a ser ahora
el taciturno que llegó de lejos
envuelto en lluvia fría y en campanas:
debo a la muerte pura de la tierra
la voluntad de mis germinaciones.

PABLO NERUDA.






SE NOS HA IDO MORENTE...



No se acaba el canto de aquel que en vida entonó con desgarro y verdad... Su voz se sigue escuchando más acá y más allá de las cenizas que envuelven el alma.

Tangos de Morente: a la hora de la muerte

Aleluya

Canto del alma


sábado, 11 de diciembre de 2010

SIN TIMÓN NI TIMONEL



El otoño separa las hojas que estuvieron juntas en el mismo árbol... Tal vez el viento favorezca su reencuentro...

Ana Belén: peces de ciudad

No hay más ley que la ley del tesoro
en las minas del rey Salomón.
Y desafiando el oleaje
sin timón ni timonel,
por mis sueños va, ligero de equipaje,
sobre un cascarón de nuez,
mi corazón de viaje,
luciendo los tatuajes
de un pasado bucanero,
de un velero al abordaje,
de un no te quiero querer.
Y cómo huir
cuando no quedan
islas para naufragar
al país
donde los sabios se retiran
del agravio de buscar
labios que sacan de quicio
Joaquín Sabina: peces de ciudad
fotografía: Beso Hotel de Ville, R. Dosisneau.

jueves, 9 de diciembre de 2010

CATHERINE



Esta maravillosa mujer de la foto es la escritora Catherine François, además es la compañera y el amor, desde hace muchos años, de Santiago Auserón. Últimamente estoy muy interesada en su obra y ya tengo dos libros suyos pedidos en la librería: "la ciudad infinita" y "Caminos bajo el agua". El texto que dejo más abajo es un fragmento de su obra "Relatos", del titulado "El ladrón de anillos" (traducción: Santiago Auserón). Me gusta mucho cómo escribe, su alta capacidad de descripción y observación no meramente distante, sino también emotiva a la par que analítica. Poesía, filosofía y psicología se mezclan en su prosa. Para saber algo más de ella: aquí y también aquí


"Llegó al departamento de joyería con una curiosidad nueva, como si en el curso de una recepción hubiera pasado de una habitación en la que su atención se hubiera orientado, con la música de vals, exclusivamente hacia los perfumes, a otro salón donde no viera más que las joyas que saltaban sobre los escotes a ritmo de polka. Se paseó así ante los collares de perlas que pendían bajo las luminarias, parecidos a estolas mojadas que se han puesto a secar; ante los pendientes torneados en forma de nudo y de caracol, figuras retóricas de labios soldados por la erupción de metal dorado, o sencillas lágrimas vertidas de dos en dos por ojos de turquesa, de amatista, de ópalo. No iba a comprar nada, buscaba solamente un lugar en que detenerse, depositar su soledad y distraer al animal familiar, sentado sobre sus hombros, que imitaba sus gestos y sus miradas con una pereza natural e indolente. Mientras avanzaba con las manos en los bolsillos, un destello repentino surgió, proveniente de un estuche azul marino, neto y fugaz como un recuerdo espontáneo destacándose sobre el fondo de una memoria sombría. Se volvió a mirar y vio, al aproximarse, los anillos luciendo intermitentes. Los pequeños diamantes delicadamente encastrados en terciopelo de tacto brumoso parecían invitarle a inclinarse, a captar las emanaciones de su espera eterna y singular. Discretos y recogidos en su vestido cortado en fría blancura, dejaban entrever por arrebatos su intimidad centelleante de verde recién brotado, de confidencias violetas , de rojo ardiente que hacía palidecer el ojo. Cada resplandor era un ser frágil que el menor movimiento de cabeza hacía nacer o morir. Tomó un anillo y orientó el pequeño ojo de vidrio hacia la luz. Abismó su mirada en aquel espejismo de colores fantásticos que le cautivaba. Rompiendo la quietud de un mar transparente, el resplandor saltó como una nota luminosa y todas las voces en torno a él se apagaron. Cada vez que aparecía, el destello caía sobre una pequeña zona oscura escondida en su interior, y la hacía vibrar dolorosamente. El instante, primero ciego, era repentinamente atravesado y deslumbrado por un rayo de tiempo puro.


Su mano derecha, experta, elegía los anillos uno a uno y los pasaba a los dedos de la otra mano que esperaba las ofrendas tímida y complaciente. “Estoy fabricándome una mano”, se dijo, y una media sonrisa se esbozó en sus labios. Luego se despojó de sus anillos con el mismo cuidado que había puesto en adornarse con ellos, observando con disimulo a la dependienta y a las personas que se detenían ante el muestrario, sin que se pudiera decir si intentaba atraer las miradas o asegurarse de que no le vieran. Él mismo, en el curso de un duelo, no hubiera sabido distinguir el honor de la cobardía o de la simple argucia. En cada mirada que le dirigían veía el brillo frío y sostenido de una flecha metálica, sentía cómo su punta ardiente le penetraba el corazón y el calor coloreando sus mejillas. Era incapaz de bajar los ojos, su propia vergüenza le impedía huir. Se hacía entonces más pequeño y, disipado el resto de virtud humana, se hallaba a ras del suelo, luchando por mantenerse en vida en la inmensa trampa de la jungla. Mientras permanecía al acecho, la mano librada a sí misma palpó un anillo, se lo tragó como una boca y lo deslizó en el bolsillo. En aquel preciso momento, por uno de esos azares que contestan la inocencia de los cuentos, una mano se posó sobre su hombro.


-Señor, haga el favor de seguirme."





KRISIS




Tenía guardado en el ordenador desde hacía tiempo el texto que dejo a continuación. Aplicable, por cierto, tanto a las crisis económicas, sociales, individuales o en relación con los demás:

No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es de la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar 'superado'.
Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis, es la crisis de la incompetencia. El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia. Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto, trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla.
Texto: Albert Einstein
---------------------------------------------------------------------------------------------
ETIMOLOGÍA: CRISIS. La palabra crisis proviene del griego Krisis y este del verbo Krinein, que significa "separar" o "decidir". Crisis es algo que se rompe y porque se rompe hay que analizarlo. De allí el término crítica que significa análisis o estudio de algo para emitir un juicio, y de allí también criterio (razonamiento adecuado). La crisis por tanto ha de producir análisis y reflexión.
Y en Wikipedia: Crisis (del latín crisis, a su vez del griego κρίσις) es una coyuntura de cambios en cualquier aspecto de una realidad organizada pero inestable, sujeta a evolución; especialmente, la crisis de una estructura.
Los cambios críticos, aunque previsibles, tienen siempre algún grado de incertidumbre en cuanto a su reversibilidad o grado de profundidad, pues si no serían meras reacciones automáticas como las físico-químicas. Si los cambios son profundos, súbitos y violentos, y sobre todo traen consecuencias trascendentales, van más allá de una crisis y se pueden denominar revolución.

Golpes bajos: malos tiempos para la lírica

miércoles, 8 de diciembre de 2010

ALMA: PREFIERO AMAR...




Estos días me refugio en mi alma, como un niño/a que sube al desván y abre el baúl donde guarda las cosas que más ama o, a escondidas, febril e ilusionado, se encamina al lugar secreto donde tiene oculta esa pequeña cajita de tesoros personales. Aute es uno de ellos, pocas sensibilidades como la suya siguen en el empeño, fieles a sí mismos, haciendo posible que estos no sean "malos tiempos para la lírica". Vuelvo a mí misma..., sin miedo a expresar todo lo que llevo dentro.

Aute: prefiero amar

PREFIERO AMAR.

Me dice el corazón
que no soy de este planeta,
que caí de algún cometa
fuera de circulación,
O acaso sea un clon
de algo así como un salvaje
que articula algún lenguaje
de una extraña dimensión.
Porque sucede...
que entre la fe y la felonía,
la herencia y la herejía,
la jaula y la jauría,
entre morir o matar
prefiero, amor, amar,
prefiero amar, prefiero amar,
prefiero amor, amar.
También pudiera ser
que me esté volviendo loco
porque me pegó el siroco
de la levedad del ser.
Y qué le voy a hacer
si me falla alguna pieza
por creer que la Belleza
no se rinde ante el poder.

Y así sucede...

Y puestos a elegir
entre el oro y el Parnaso,
yo me pido ser payaso,
mago, acróbata o faquir.
O acaso un elixir
con orgiásticas burbujas
o la bola de las brujas
donde sueña el porvenir.

Porque sucede...

Aute: alevosía

Aute: Volver a verte

Aute: me va la vida en ello

Silvio Rodríguez: me va la vida en ello

ME VA LA VIDA EN ELLO

Cierto que huí de los fastos y los oropeles
y que jamás puse en venta ninguna quimera
siempre evité ser un súbdito de los laureles
porque vivir era un vértigo y no una carrera,
pero quiero que me digas amor,
que no todo fue naufragar
por haber creído que amar
era el verbo más bello,
dímelo, me va la vida en ello.

Cierto que no prescindí de ningún laberinto
que amenazara con un callejón sin salida
ante otro más de lo mismo, creyendo distinto,
porque vivir era búsqueda y no una guarida
pero quiero que me digas amor,
que no todo fue naufragar
por haber creído que amar
era el verbo más bello,
dímelo, me va la vida en ello.

Cierto que cuando aprendí que la vida iba en serio
quise quemarla deprisa jugando con fuego
y me abrasé defendiendo mi propio criterio
porque vivir era más que unas reglas en juego
pero quiero que me digas amor,
que no todo fue naufragar
por haber creído que amar
era el verbo más bello,
dímelo, me va la vida en ello.

Pero quiero que me digas amor, [quiero que me digas amor]
que no todo fue naufragar [que no todo fue naufragar por haberte]
por haber creído que amar [por haberte creido a ti]
era el verbo más bello, dímelo, me va la vida en ello. [dimelo]
Quiero que me digas amor, [que me digas amor]
que no todo fue naufragar [que no todo fue naufragar por amor]
por haber creído que amar [por haber creido que amar]
era el verbo más bello, dímelo, me va la vida en ello. [dimelo]



AUTOR PINTURAS: LUIS EDUARDO AUTE.

jueves, 2 de diciembre de 2010

OTRO PAR DE ZAPATOS...




El ruido del avión, y el mundo se perdió, y todas las miradas se centraron en mi voz. Sabía que decir, aunque lo dijeras al revés, yo estaría sin dormir y las líneas de mi mano seguirían sin decir, que no se me pasó. Sólo fue que olvidé, que una parte en las cosas es pura y la otra sufrió una especie de crisis de angustia, que la devolvió sin querer dar la vuelta. Dije sí, lo noté, como todas las cosas se vuelven de plata. Y la luz se apagó, encendiendo a su vez una estrella que indica el lugar donde pierdes el sueño. Y logré que esta vez, los fantasmas pagaran la cuenta y yo tiro otra vez. Y ahora, yo sé lo que tengo que hacer, conseguirme otro par de zapatos.. De cuero y de cordón, de lágrimas y pan. Con todas las canciones que nunca llegué a tocar. Dónde se durmió, esa voz y ese lugar, se hace oír, aunque no llegó a sonar. Y las palabras no surgieron en el viento. Y es verdad que una vez yo también intenté conseguir lo que tú, y me encontré, rodeado de gente que no conocía y todos sabían mi nombre. Mi nombre es...ese que tú me has dado. Mi nombre es, ese que llama por ti. Tu nombre es ese que guarda mil horas. Y es verdad, que esta vez los fantasmas pagaron la cuenta y yo tiro otra vez. Y ahora, yo sé lo que tengo que hacer, conseguirme otro par de zapatos.. El ruido del avión.


Ivan Ferreiro: el ruido del avión

Iván Ferreiro: la distorsión

Los secretos: dime que me quieres

Los piratas: dime que me quieres

Los secretos: Adiós tristeza





lunes, 29 de noviembre de 2010

INCUBANDO SOLEDADES EN ROJO CLARO




Carmen me resulta de una sensualidad antigua y disparatada. Y de Santiago qué puedo decir... Ayyyy... vaya par de animalicos.

Estoy incubando. No sé el qué, pero incubando... (y no acostada precisamente). En barbecho. Veremos a ver qué sale en el parto...

-------------------------------------------------------------------------------------
Barbecho: 1. m. tierra labrantía que no se siembra durante uno o más años. 2. acción de barbechar. 3. porción de tierra preparada para sembrar.

Barbechar: 1. tr. arar la tierra después de recoger la cosecha. 2. dejar descansar la tierra arada durante un tiempo para que se regenere.

Soledad: del latín "solitas". Sustantivo femenino que significa "carencia voluntaria o involuntaria de compañía; lugar desierto, tierra no habitada; pesar y melancolía que se sienten por la ausencia, muerte o pérdida de alguna persona o cosa".

Sabina: del latín "sabina". Arbusto o árbol de poca altura, de la familia de las cupresáceas, siempre verde, con tronco grueso, corteza de color pardo rojizo, ramas extendidas, hojas casi cilíndricas, opuestas, escamosas y unidas entre sí de cuatro en cuatro, fruto redondo, pequeño, negro azulado y madera encarnada y olorosa; adj. rosillo (rojo claro)

-------------------------------------------------------------------------------------

Sole Jiménez: Calle Melancolía


Y de Soledad a Sabina: una cosa lleva a la otra...

Joaquín Sabina: Corre dijo la tortuga

A LOS OJOS PARA BIEN Y PARA MAL




Hoy he contemplado una hoja otoñal abandonar la rama que le dio esplendor y vitalidad; comenzar su viaje incierto bailando con el viento...

Si Nina me eleva hasta las nubes; Antonio me da la mano para bucear en mi memoria, en lo más profundo de mí: no puedo olvidar nada de lo bueno.... Es el precio por dejarse llevar.


Andrés Calamaro: a los ojos



viernes, 26 de noviembre de 2010

PARA VERO: I'M FEELING GOOD.




Como siempre: Nina arropándome, levantándome de los escombros y elevándome hasta las nubes. Conectándome con lo más bonito que hay en mí y diciéndome: "los problemas se solucionarán, las sombras se iluminaran. Vendrán tiempos mejores, ánimos nuevos, otras primaveras. Conecta contigo misma."


Birds flying high you know how I feel
Sun in the sky you know how I feel
Reeds driftin’ on by you know how I feel

(refrain:)
It’s a new dawn
It’s a new day
It’s a new life
For me
And I’m feeling good

Fish in the sea you know how I feel
River running free you know how I feel
Blossom in the tree you know how I feel


(refrain)

Dragonfly out in the sun you know what I mean, don’t you know
Butterflies all havin’ fun you know what I mean
Sleep in peace when day is done
That’s what I mean

And this old world is a new world
And a bold world
For me

Stars when you shine you know how I feel
Scent of the pine you know how I feel
Oh freedom is mine
And I know how I feel


Nina simone: feeling good


martes, 23 de noviembre de 2010

SENCILLEZ



La sencillez es una virtud que permite a una persona ser accesible y mostrarse dispuesto a establecer el vínculo que sea necesario con otro.

La sencillez la expresa el que elige el camino directo, sin vueltas, para evitar las malas interpretaciones que produce la ambigüedad de los atajos.

Lo sencillo es lo ingenuo, lo franco, lo sincero y afable; así como es sencilla la naturaleza, que se brinda sin condiciones.

La característica de la sencillez es estar libre de disfraces y complicaciones, cualidades que garantizan el trato veraz y sin dobleces.

La persona sencilla puede ser incauta y fácil de engañar, porque se entrega, pero el engaño, como no es real, no la puede afectar.

La sencillez no necesita adornos ni hacer ostentación, porque es como el agua, que sin tener ni gusto, ni sabor, ni color, es igualmente necesaria.

Pero cuando nos encontramos embotados/desbordados emocionalmente, es muy difícil situarse en esta sencillez. Entonces, la mejor opción, es parar; resituarse; recuperar la calma para poder disipar la niebla. Y si lo que vemos tras la niebla es que nunca existió el paisaje del que creíamos disfrutar, pues también habrá que aceptarlo.

Cecilia: nada de nada


Vetusta morla: sálvese quien pueda

lunes, 22 de noviembre de 2010

ORGULLO versus DIGNIDAD

El diccionario define el orgullo como “arrogancia, vanidad, exceso de estimación propia”. Muchas veces el orgullo nace del despecho, a raíz de algún acontecimiento duro no asimilado. En nombre del orgullo se llega con frecuencia al enfrentamiento y al odio; se puede insultar a personas e instituciones, incluso a sentimientos y realidades sagradas.

Muy distinta es la dignidad: un principio en el que se reconoce la igualdad de naturaleza de todas las personas, sea cuál sea su situación. La dignidad humana es un factor de concordia, de solidaridad, de comprensión, de fraternidad. La dignidad busca lo que nos une. Dignidad significa "calidad de digno". Deriva del adjetivo latino dignus,se traduce por "valioso"; es el sentimiento que nos hace sentir valiosos La dignidad se basa en el reconocimiento de la persona de ser merecedora de respeto, es decir que todos merecemos respeto sin importar cómo seamos. Al reconocer y tolerar las diferencias de cada persona, para que ésta se sienta digna y libre, se afirma la virtud y la propia dignidad del individuo, fundamentado en el respeto a cualquier otro ser. La dignidad es el resultado del buen equilibrio emocional.

A su vez, una persona digna puede sentirse orgullosa de las consecuencias de sus actos y de quienes se han visto afectados por ellos, o culpable, si ha causado daños inmerecidos a otros. La misma dignidad que nos pone por encima de la naturaleza, pues podemos transformarla también en nosotros mismos, contenerla, regularla, nos hace responsables. Aquí surge el conflicto entre orgullo y dignidad: cuando ha habido ofensa. Si el que ofende es un ser querido y además no rectifica en su actitud, no es capaz de pedir disculpas, el daño es inevitable

Parece ser, que la dignidad es el merecimiento del respeto y el orgullo tiene que ver más con el ego, y con la incapacidad de pedir perdón, reconocer nuestros fallos. Yo, no puedo soportar estas situaciones, pues encima soy la que suele hacer el gesto/los gestos de acercamiento, con lo cual creo que no tengo orgullo pero tampoco dignidad.... Los gestos de acercamiento no suelen ser valorados por la persona orgullosa, sino que se crece más en su orgullo y se posiciona más en él, esto deriva en el reproche por parte de quien se ha sentido ofendido (una manera de insistir en el “me duele tu actitud”), lo cual hace que el orgulloso se sienta herido en su orgullo… y así en un círculo sin fin.

Ya no quiero perder más la dignidad, si alguien no es capaz de recorrer el camino de vuelta hacia mí ... Cuando los vínculos afectivos son fuertes, a veces nos cuesta hacernos respetar. He tenido con gente muy querida, situaciones en las que me he sentido despreciada, pero no han tardado más de 24 horas en disculparse sinceramente y verbalizándolo. Algo que se ha convertido finalmente en una disculpa mutua y por ende nos ha llevado a la reconciliación y sanación de heridas. Pero el primer paso ha de darlo quien rompe temporalmente y de mala manera el vínculo.

A ver si soy más clara. Uno puede dejar el amor por dignidad que es lo único, junto al apellido, que realmente es nuestro y que no se regala a nadie y mucho menos se deja pisotear. Otra cosa muy diferente, es dejar pasar el amor por un orgullo: irresponsabilidad suprema con el corazón.

De todos modos, la acción más digna que podemos llevar a cabo, cuando las cosas se complican, se enredan, no hay manera de entenderse, no tiene lugar la reconciliación necesaria y las susceptibilidades están a flor de piel, es no empeñarse: una retirada a tiempo es lo mejor. Si no se soluciona con el tiempo y mejores y más claras actitudes, es que no merecía la pena…, aunque nos duela.

lunes, 15 de noviembre de 2010

¿CÓMO DE PROFUNDO ES EL OCÉANO?



Alegría

Llegué por el dolor a la alegría.
Supe por el dolor que el alma existe.
Por el dolor, allá en mi reino triste,
un misterioso sol amanecía.
Era alegría la mañana fría
y el viento loco y cálido que embiste.
( Alma que verdes primaveras viste
maravillosamente se rompía. )
Así la siento más. Al cielo apunto
y me responde cuando le pregunto
con dolor tras dolor para mi herida.
Y mientras se ilumina mi cabeza
ruego por el que he sido en la tristeza
a las divinidades de la vida.
De "Alegría" 1947

Como la rosa: nunca...

Como la rosa: nunca
te empañe un pensamiento.
No es para ti la vida
que te nace de dentro.
Hermosura que tenga
su ayer en su momento.
Que en sólo tu apariencia
se guarde tu secreto.
Pasados no te brinden
su inquietante misterio.
Recuerdos no te nublen
el cristal de tus sueños.
Cómo puede ser bella
flor que tiene recuerdos.
De "Con las piedras, con el viento" 1950


Desaliento

«No quiero que pienses», dices
Tú sabes que sólo en ello
puedo pensar. Pasarán
los días, las noches. Tiempos
vendrán sin nosotros. soles
brillarán en cielos nuevos.
Ecos de campana harán
más misterioso el silencio.
(«No quiero que pienses».)
Yo seguiré pensando en ello.

Quisiera hablarte de hermosas
fábulas, de pensamientos
luminosos, de jornadas
soñadas, de flores, vientos,
caricias, ternuras, gracias,
secretos;
pero en la boca me nacen
palabras de fuego.
Como llamas silenciosas
me abrasan por dentro.
Debiera decirte «amor»,
«fantasía», «sueño».
Yo sólo pregunto cómo
fue posible aquello.
Seguiría, paso a paso,
la huella de tu andar. Dentro
de tu vida escondería
la vida que muero.
«No quiero que pienses». Yo
digo que no pienso en ello.
(Cómo podría olvidarlo
sin haberme muerto.)
De "Con las piedras, con el viento" 1950


Despedida del mar

Por más que intente al despedirme
guardarte entero en mi recinto
de soledad, por más que quiera
beber tus ojos infinitos,
tus largas tardes plateadas,
tu vasto gesto, gris y frío,
sé que al volver a tus orillas
nos sentiremos muy distintos.
Nunca jamás volveré a verte
con estos ojos que hoy te miro.
Este perfume de manzanas,
¿de dónde viene? ¡Oh sueño mío,
mar mío! ¡Fúndeme, despójame
de mi carne, de mi vestido
mortal! ¡Olvídame en la arena,
y sea yo también un hijo
más, un caudal de agua serena
que vuelve a ti, a su salino
nacimiento, a vivir tu vida
como el más triste de los ríos!
Ramos frescos de espuma... Barcas
soñolientas y vagas... Niños
rebañando la miel poniente
del sol... ¡Qué nuevo y fresco y limpio
el mundo...! Nace cada día
del mar, recorre los caminos
que rodean mi alma, y corre
a esconderse bajo el sombrío,
lúgubre aceite de la noche;
vuelve a su origen y principio.
¡Y que ahora tenga que dejarte
para emprender otro camino!...
Por más que intente al despedirme
llevar tu imagen, mar, conmigo;
por más que quiera traspasarte,
fijarte, exacto, en mis sentidos;
por más que busque tus cadenas
para negarme a mi destino,
yo sé que pronto estará rota
tu malla gris de tenues hilos.
Nunca jamás volveré a verte
con estos ojos que hoy te miro.
De "Tierra sin nosotros" 1947

JOSÉ HIERRO

Ella fitzgerald: how deep is the ocean?

How can I tell you what is in my heart?
How can I measure each and every part?
How can I tell you how much I love you?
How can I measure just how much I do?

How much do I love you?
I'll tell you no lie
How deep is the ocean?
How high is the sky?

How many times a day do I think of you?
How many roses are sprinkled with dew?
How far would I travel
To be where you are?
How far is the journey
From here to a star?

And if I ever lost you
How much would I cry?
How deep is the ocean?
How high is the sky?